´╗┐

El juego de atrapar la manzana en el agua.

Organizar juegos infantiles con frutas es una divertida manera de acercar a los niños al saludable hábito de consumir estos alimentos. Con un cubo de agua de poco más de medio metro de lado y algunas manzanas tendremos lo suficiente para organizar un divertido juego que animará a los más pequeños a probar estas frutas mientras se divierten con sus amigos. Para empezar tendremos que situar la cuba de agua (llena hasta la mitad, de manera que las manzanas puedan flotar) sobre una mesa o a una altura que quede cómoda para los participantes. Se elegirá una manzana por cada participante y se la colocará en el cubo. Además habrá que reservar algunas toallas para secar a los que se mojen.

Antes de que empiece el juego el organizador contará hasta 20. A continuación, los participantes sumergirán el rostro en el cubo y tratarán de capturar una manzana usando solamente sus dientes. Aquel que consiga atrapar una sin ayudarse con las manos podrá quedarse con la manzana y comérsela o prepararla como una manzana caramelizada.
Para hacer el juego más difícil podemos remover el tallo de las manzanas. Si queremos introducir más variedad en este juego podemos incorporar otro tipo de frutas, como naranjas, peras o duraznos. Los ganadores de este juego serán los tres primeros niños que consigan atrapar una fruta con sus dientes. Al terminar de jugar darles a los niños varias toallas para que se sequen.