´╗┐

Adivina Adivinanza

Las adivinanzas ponen a prueba la inteligencia de los niños y su capacidad de razonamiento. Para organizar una ronda de adivinanzas, reúna a los niños en algún lugar cómodo y siéntelos en semicírculo. Una vez ubicados, la persona encargada de la actividad empezará a relatar adivinanzas que los niños deberán responder. Cuando un niño acierte con la respuesta, se le otorgará una golosina como premio. Este tipo de actividades puede organizarse en equipos, para que la competencia sea más entretenida.

En caso de no conocer de adivinanzas, procure buscar algunas en libros, revistas o Internet para tener un gran número de adivinanzas, acordes a la edad de los niños.

A modo de ejemplo, aquí le proponemos unas adivinanzas simples: 

  • Salgo de la casa, voy a la cocina meneando la cola como una gallina… ¿Qué soy?… La escoba.

  • Redondo redondo barril sin fondo… ¿Qué soy?  Un aro

  • Estoy en el medio del río, no me mojo ni tengo frío… ¿Quién soy?… La letra i.

  • Es mi cuerpo de madera y de goma mi sombrero, y con tanto trabajo me voy gastando ligero… ¿Quién soy?… el lápiz

  • ¿Quién será, será, que de noche sale y de día se va?…. La luna 

Se aconseja que al elegir las adivinanzas que va a hacer tenga en cuenta las edades de los niños. Si son muy pequeños, puede utilizar unos gráficos o figuras para que los niños repitan de qué se trata ya que si no lo entienden, la ronda de adivinanzas puede ser aburrida.

Una ronda de adivinanzas es un pasatiempo muy divertido para los niños donde además de entretenerse ejercitarán su intelecto.