´╗┐

El Juego de Dibujar con los Ojos Vendados

Para organizar este tipo de juego, deberá formar dos grupos. Cada equipo elegirá a un participante para dar comienzo a la ronda de juego. A ese participante se le entregará una tarjeta que contiene una palabra que indicará lo que debe dibujar. El resto de sus compañeros de equipo tendrá como objetivo adivinar de qué se trata.

La complejidad de este juego radica en que una vez que el niño dibujante lee la tarjeta, deberá vendarse los ojos y dibujar sobre el papel o la pizarra con los ojos vendados. El hecho de que el niño no pueda ver lo que está dibujando dará lugar a muchas equivocaciones, trazos inoportunos, y a que el resto del equipo tenga que decir varias palabras hasta que den con la respuesta de la tarjeta. Esta situación suele ser muy divertida, tanto para los participantes del mismo equipo como para el resto de los concursantes.

Una vez que el equipo acierta, se le anotará un punto y se le dará paso a otro participante. El equipo que más puntos obtenga, será el ganador de la competición. Dibujar con los ojos vendados es una atracción para los niños que no necesita de un gran presupuesto y que puede divertir a los niños durante un buen rato.