´╗┐

La B├║squeda del Tesoro Escondido

La búsqueda del tesoro es un juego entretenido para realizar durante una fiesta infantil. Se trata de una propuesta sencilla en la que los niños deberán ir adivinando pistas y sorteando diferentes pruebas hasta dar con el principal objetivo, es decir, el tesoro.

Para organizar la búsqueda del tesoro deberá dividir el grupo de niños en 2 o más equipos. Previamente, la persona que organice la actividad deberá escribir pistas y colocar las pistas en sobres cerrados. Cada grupo deberá estar identificado con alguna cinta de color. Una vez que se hayan formado los equipos, se sortearán los sobres cerrados que contienen las indicaciones que deberán seguir hasta dar con el tesoro. En líneas generales, si se quiere organizar una actividad entretenida, las pruebas que los integrantes de cada grupo deban cumplir deberán ser variadas y participativas. Es decir, todos los niños de cada equipo deberán trabajar para lograr el objetivo.

Como explicamos, cada pista que se encuentre dentro del sobre deberá enviar a los niños a un lugar en el que se encuentre un nuevo sobre con la segunda pista. A su vez, el segundo sobre enviará a los niños a un tercer lugar donde se encuentra un tercer sobre con otra pista, y así sucesivamente. Las pistas generalmente se elaboran mediante adivinanzas o acertijos que indican ciertos lugares. La cantidad de pistas dependerá del gusto del organizador, aunque se recomienda que no sean muchas ya que puede convertir al juego en un juego monótono y aburrir para los niños. La última pista enviará a los niños de un grupo directamente al tesoro.

El equipo ganador de la competencia será aquel grupo que encuentre el tesoro en el menor tiempo posible.

Algunas posibles variantes: 

  • Si los niños son de mayor edad, al finalizar cada pista puede acompañarse la prueba con algún cuestionario de preguntas de cultura general que deban responder en grupo.
  • La actividad puede organizarse sin dividir el grupo y que todos los niños participen en la búsqueda del tesoro.
  • Si los niños son grandes y se animan, es una buena actividad para realizarla como juego nocturno, es decir, durante la noche, utilizando linternas, lo que supone un mayor atractivo aunque también una mayor complejidad.